Snell se vuelca en la lucha contra el cáncer de mama